El Arte de la Sanación a través de la práctica de Pratipaksha Bhavana

«Los pensamientos que cultivamos tienen el poder de transformar nuestras percepciones»

Así inicia Bhava Ram, un interesante artículo publicado en la revista digital LaYoga.com en donde nos habla claramente de una de las técnicas yóguicas, a mi criterio una sumamente poderosa, contenida en los Yoga Sutras de Patanjalí: Pratipaksha Bhavana.

En el artículo Bhava no sólo habla con mucha claridad acerca de cómo funciona esta técnica, también nos deja al final las instrucciones de un ejercicio que podemos realizar para ponerla en práctica, lo cual sin duda es sumamente efectivo para aligerar la mente y vivir una vida más plena, consciente y alegre.

Bhava Ram es un sanador védico y Yogacharya, autor de libros sobre Yoga y Ayurveda. Enseña Artes para la Sanación en su Estudio de Yoga Ginseng en San Diego, California

He traducido el artículo al español para quienes siguen mis publicaciones. Así continúa Bhava Ram:

«Si comemos en exceso, podemos sentirnos hinchados, letárgicos, con náuseas y adoloridos, especialmente si elegimos alimentos tóxicos o chatarra.  Rápidamente nos damos cuenta de que debemos liberar este exceso de una forma u otra o nuestra incomodidad empeorará. También podemos darnos cuenta de que nuestra indulgencia excesiva tiene poco que ver con la nutrición y mucho con los patrones habituales y la necesidad de buscar consuelo.

La mente opera con los mismos principios que el cuerpo.  Cuando tomamos demasiadas impresiones negativas, nos hinchamos emocionalmente y, a menudo, es más doloroso que un dolor de estómago terrible.  Sin embargo, en nuestra cultura, carecemos de métodos efectivos para la purga emocional.

La mayoría de nosotros nos hemos sentido heridos o enojados por las duras palabras o acciones de los demás.  Hemos experimentado aferrarnos a nuestro dolor, masticarlo interminablemente en nuestras mentes como un argumento unilateral sin fin.  O tal vez hemos encontrado que el miedo, la ira o el estrés brotan dentro de nosotros como una reacción recurrente a los altibajos de nuestra vida cotidiana.  En nuestro tiempo actual de gran incertidumbre económica, esta ansiedad es más penetrante y profunda.

Millones de nosotros terminamos en terapia o en antidepresivos, dejándonos menos conscientes de nuestras preocupaciones pero también menos conscientes de la vida en general.  A pesar de estos paleativos continuamos fuera de balance, agravados, y ahora también drogados. Es posible que no sintamos nuestro dolor interno tan agudo, pero todavía está allí.

 Los Yoga Sutras de Patanjali nos ofrecen una solución simple pero profunda a este síndrome que puede ser enormemente transformadora cuando se pone en acción de manera sostenida.

 «Vitarka badhane pratipaksha bhavanam» Yoga Sutra II.33

 «Cuando perturban pensamientos negativos, en pensamiento opuestos [positivos] hay que pensar.  Esto es pratipaksha bhavana»

Pratipaksha significa opuesto y bhavana significa contemplación o meditación.  Al cultivar un pensamiento opuesto o positivo cuando estamos en medio de una turbulencia emocional, allanamos el camino para la autosanación.  Patanjali simplemente nos pide que reemplacemos la ira con la compasión, los pensamientos violentos con los pacíficos, el odio con el amor, e incluso, que reemplacemos nuestros sentimientos generales de tensión y estrés, con una sensación de relajación y satisfacción.

Si bien el pratipaksha bhavana nos permite liberar nuestras emociones dolorosas y destructivas y llegar a un lugar más alto de conciencia, cualquiera de nosotros que nos hayamos encontrado en un estado de ira o dolor profundo sabemos que cambiar nuestros sentimientos es mucho más fácil decirlo que hacerlo.  De hecho, nos habituamos psicológica y neurológicamente a estas emociones tóxicas.

Algunas de las formas en que podemos practicar pratipaksha bhavana incluyen simplemente alejarnos de una situación negativa y encontrar un lugar donde podamos sentirnos seguros, tranquilos y en silencio.  Entonces podemos poner el incidente en perspectiva. ¿Es realmente el fin del mundo? ¿Estamos exagerando? ¿Realmente vale todo este sufrimiento?

Podemos sentarnos unos minutos y contemplar pensamientos positivos como la belleza de la naturaleza, la vida de un gran sabio o santo, o enfocarnos específicamente en cultivar la emoción opuesta de la que ha surgido dentro de nosotros.  También podemos explorar qué papel jugamos en la creación de nuestro drama, si es un patrón en nuestras vidas, y cómo podríamos tratar de reaccionar de manera diferente en el futuro.

Si bien es una práctica simple y lógica, la sabiduría de Pratipaksha Bhavana radica en hacerlo realmente.  Los poderes curativos de todas las técnicas yóguicas se desarrollan con una práctica y dedicación consistentes, mientras nos mantenemos en actitud de desapego con relación a sus resultados.

En un nivel más profundo, más allá de la evidente autosanación que podemos lograr a través de esta práctica, Pratipaksha Bhavana nos ayuda con la transformación espiritual y la autorrealización.  Las emociones de amor, paz, satisfacción y compasión son el estado natural de nuestras almas. Cuando nos alineamos con estos principios, nos movemos a niveles más profundos de conciencia y gracia.  Esto se logra mejor a través del esfuerzo deliberado y constante, y el compromiso con la práctica ritualizada.

A continuación, un método para practicar Pratipaksha Bhavana:

Comience sentado con la columna extendida, los hombros hacia atrás y el corazón abierto.  Coloque el dorso de las manos sobre las rodillas o los muslos, y permita que los pulgares y los dedos índices se toquen; barbilla, ligeramente inclinada hacia el esternón.

Permita que cualquier emoción o experiencia negativa con la que desee lidiar surja completamente dentro de su conciencia.  Sienta que el recuerdo de la situación impregna cada célula de su ser. Realmente vibre con eso. Permanezca aquí por un minuto.

Libere la visualización y deje que su respiración se vuelva profunda y completa, lenta y suave.  Equilibre la respiración, contando silenciosamente la duración de la inhalación e igualela la duración de su exhalación.  Permanezca aquí por un minuto.

Recuerde que la verdadera bendición es estar vivo y ser consciente de este hecho.

Sienta gratitud por toda la abundancia en su vida, especialmente en comparación con el resto de la humanidad.

Ahora, sienta la gracia de cada inhalación.  Visualice que está imbuido en la preciosa fuerza vital del Universo.  Vea esto como un tremendo privilegio y bendición. Deje que cada inhalación llene todo su ser de luz, amor y gratitud.  Vea su cuerpo como el templo de su espíritu, un receptáculo sagrado de su aliento. Permanezca en este espacio durante uno o dos minutos.

Continúe con la práctica anterior mientras también cultiva la sensación de que cada exhalación es una curación profunda.  Libere cualquier emoción negativa o turbulencia interna hacia la Madre Tierra con cada exhalación, mientras continúa contemplando la alegría sagrada y la belleza de cada inhalación.  Permítale absorber y transformar esta energía, abriéndose a su abrazo curativo. Practique esto durante dos o cuatro minutos.

Ahora quédese en silencio mientras nota la paz interior que ha generado su práctica.  Lleve su conciencia a su corazón cruzando las palmas sobre su pecho en un abrazo de su centro devocional.  Sienta amor, paz y satisfacción brillando desde el corazón y permeando todo tu ser por un minuto o más.

Si bien es una práctica simple y lógica, la sabiduría de Pratipaksha Bhavana radica en hacerlo realmente.  Los poderes curativos de todas las técnicas yóguicas se desarrollan con una práctica y dedicación consistentes, mientras nos mantenemos desapegado a los resultados.

A medida que continúe su día, trate de recordar la verdadera naturaleza de su ser superior que ha experimentado a través de esta práctica.  Deje que una inhalación ocasional lo lleve de regreso al hogar de su alma. Permita que una exhalación sea una liberación curativa. Recuerde, una y otra vez, quién es realmente y descanse en esta conciencia mientras transforma su ira en compasión, su odio en amor, el miedo en coraje y el dolor en alegría.»

2 comentarios en “El Arte de la Sanación a través de la práctica de Pratipaksha Bhavana

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s